martes, 9 de octubre de 2012

La desesperanza aprendida


Autor: Dr. Renny Yagosesky Autoayuda

Uno de los conceptos psicológicos más importantes de los últimos años, es el de “desesperanza aprendida”, que es un estado de pérdida de la motivación, de la esperanza de alcanzar los sueños, una renuncia a toda posibilidad de que las cosas salgan bien, se resuelvan o mejoren. ¿Cómo evitar y superar tan perjudicial emoción? Siga leyendo.

La vida humana, dependiendo de cómo sea viva, y de nuestra manera de relacionarnos con el mundo, puede ser una sucesión de experiencias hermosas, nutritivas y significativas que nos permitan alcanzar plenitud y paz. También es posible, sin embargo, que esas experiencias resulten frustrantes, dolorosas y desalentadoras.

Que sea de una manera o de otra depende de causas diversas que pueden ser de tipo biológico, psicológico o cultural. Las predisposiciones innatas de corte genético pueden degenerar en limitaciones de la capacidad funcional física o mental; los aspectos sociales o políticos, pueden hacer que nos veamos envueltos en grandes carencias de recursos necesarios para sobrevivir o en guerras que reduzcan al mínimo la calidad de vida. Aquí, sin embargo, se hará referencia a un tercer factor, el psicológico, como agente causal principal para la reducción del éxito y la felicidad. En especial, se hará referencia a una categoría, concepto o constructo psicológico que se dado en llamar: “desesperanza aprendida”.

En términos generales, la desesperanza es considerada un pesar, una enfermedad, una maldición de gran potencia limitante. El filósofo Nietzsche, la consideraba “la enfermedad del alma moderna”. Puede decirse que es un estado en el que se ven debilitados o extinguidos, el amor, la confianza, el entusiasmo, la alegría y la fe. Es una especie de frustración e impotencia, en el que se suele pensar que no es posible por ninguna vía lograr una meta, o remediar alguna situación que se estima negativa. Es una manera de considerarse a la vez: atrapado, agobiado e inerme.


Desesperanza no es ni decepción ni desesperación. La decepción es la percepción de una expectativa defraudada, la desesperación es la pérdida de la paciencia y de la paz, un estado ansioso, angustiante que hace al futuro una posibilidad atemorizante. La desesperanza, por su parte, es la percepción de una imposibilidad de logro, la idea de que no hay nada que hacer, ni ahora, ni nunca, lo que plantea una resignación forzada y el abandono de la ambición y del sueño. Y es justamente ese sentido absolutista, lo que le hace aparecer como un estado perjudicial y nefasto.

Martin Seligman, creador de una corriente psicológica conocida como “Psicología Positiva”, estudió a fondo este tema, y junto con un destacado colaborador, Steven Maier sometieron a un grupo de perros a un experimento en el que se les aplicaba descargas eléctricas, impredecibles e incontrolables.

Entre sus conclusiones, reportaron que los animales se vieron impedidos de predecir o controlar el estímulo doloroso, por lo cual perdieron su motivación y lucían desanimados, lentos y torpes para actuar y limitados para aprender nuevos comportamientos.

Hoy sabemos que en la política y en la guerra se usan estrategias para generar en los disidentes, opositores y / o enemigos, estrategias de este tipo para desmoralizarlos y evitar iniciativas resistentes a los abusos de poder.

Para superar la Desesperanza aprendida, es necesario:

Ø Comprender que se trata de una percepción y no de una realidad.

Ø Asumir que todo pasa y que cada día es nuevo, y está lleno de posibilidades y potencialidades.

Ø Buscar formas creativas de abordar la situación valorada como amenaza.

Ø Apoyarse en personas que tengan otros recursos que usted no posea.

Ø Reevaluar o reconceptualizar la situación en busca de ángulos positivos.

Ø Aceptar, adaptarse y esperar un mejor momento para actuar, si considera que realmente nada puede cambiarse aquí y ahora.

Ø Centrarse en los recursos, dones y talentos, en vez de enfocarse en el problema o en sus posibles consecuencias negativas.

Ø Buscar en su experiencia conductas que le hayan servido para superar situaciones similares.

Ø Segmentar la acción. No se enrede. Defina una estrategia y dé un paso a la vez para salir del atolladero.

Lo más importante aquí, es que comprenda que la gran mayoría de las veces, salvo en casos extremos de catástrofes naturales o eventos críticos inesperados, lo que vemos como “problema” es en realidad una idea mental que se genera cuando evaluamos una situación en razón de nuestras posibilidades de resolverlo. No es algo que está allá “afuera”, y sobre lo cual no tenemos influencia alguna. Reflexione sobre esto, tome precauciones y viva lo mejor que le sea posible.

viernes, 14 de septiembre de 2012

El punto negro...

Cierto día, un profesor entra al salón de clases y le dice a los alumnos, que se preparen para una prueba sorpresa.
Todos se pusieron nerviosos, asustados por el examen que vendría, mientras el profesor iba entregando la hoja del examen con la parte frontal para abajo, de modo que no vieran lo que contenía hasta él decir en que constaba la prueba.
Una vez que entregó todas las hojas, les pidió que den vuelta la hoja y vean el contenido. Para sorpresa de todos era una hoja en blanco que tenía en el medio un punto negro. Viendo la cara de sorpresa de todos sus alumnos, el profesor les dijo:
- Ahora van a escribir una redacción sobre lo que están viendo.
Todos los jóvenes, confundidos, se pusieron a pensar y a escribir sobre lo que veían.
Terminado el tiempo, el maestro recoge las hojas, las coloca en el frente del escritorio y comienza a leer las redacciones en voz alta.
Todas, sin excepción se referían al punto negro de diferentes maneras.
Terminada la lectura, el profesor comenzó a hablar de la siguiente manera:
- Este test no es para darles una nota, les servirá como lección de vida. Nadie habló de la hoja en blanco, todos centraron su atención en el punto negro. Esto mismo pasa en nuestra vida, en ella tenemos una hoja en blanco entera, para ver y aprovechar, pero nos centramos en los puntos negros.
La vida es un regalo de la naturaleza, nos es dada con cariño y amor. Siempre tenemos sobrados motivos para festejar, por su renovación, por los amigos que nos apoyan, el empleo que nos da el sustento, los milagros que suceden diariamente, y no obstante insistimos en mirar el punto negro, ya sea el problema de salud que nos afecta, la falta de dinero, la difícil relación con un familiar, la decepción con un amigo...
Los puntos negros son mínimos en comparación con todo lo que diariamente obtenemos, pero ellos ocupan nuestra mente, en todo momento.
Saquen su atención de los puntos negros, aprovechen cada bendición, cada momento que el Creador nos da, tranquilícense y sean felices..

miércoles, 1 de agosto de 2012

CRITICAS DESTRUCTIVAS

Cómo Superar las Críticas Destructivas de otras Personas y Mejorar la Autoestima
Si tienes baja autoestima, es normal que te sientas hundida y deprimida cada vez que una persona te critica. Cada crítica es como un puñal directo a tu corazón que te hace sentir que eres muy poca mujer ¿Quieres saber cómo superar las críticas destructivas de otras personas en tres sencillos pasos y mejorar la autoestima? Si así lo deseas ¡Sigue leyendo!



Recuerdo aquellos tiempos en los que un grupo de supuestos amigos se dedicaba a criticarme continuamente: “eres feo”, “no vas a conseguir a una mujer en tu vida”, “cada día estás mas gordo”, “no creo que lo logres”, etc.

Cada vez que alguien me criticaba, reaccionaba de formas muy diferentes: unas veces me enfadaba y contestaba mal, otras fingía no importarme, incluso, a veces agachaba la cabeza avergonzado y no decía nada. Pero tuviera la reacción que tuviera, por dentro siempre me sentía igual: hundido y enfadado conmigo mismo.

Cuando llegaba a mi casa, no dejaba de darle vueltas a la crítica que me habían hecho y me sentía muy poca persona. ¿Eran conscientes quienes me criticaban del daño que me hacían?

Cuando comencé a estudiar a fondo cómo mejorar la autoestima, descubrí que no existía un método preciso para superar las críticas de los demás. Siempre encontraba el mismo consejo: “Haz caso omiso de las críticas de los demás”.

Para mi esto no era suficiente: “¿Cómo hacer caso omiso si cada crítica me golpea directamente al corazón?” Seguí investigando más y más con la esperanza de encontrar esta respuesta en algún lugar y no lo logré.

Pero mis horas de investigación sobre cómo mejorar la autoestima, me habían dado la capacidad de comprender cómo piensan y sienten en el fondo las personas. Y de repente, di con la clave que necesitaba para superar las críticas ajenas. Y ahora, quiero revelarte esta clave a ti: Comprendí que las personas que critican a los demás, ¡tienen muy baja autoestima!

Si logras comprender esto, dejarás de sufrir por las críticas de esas personas. ¿Quieres saber por qué las personas que critican tienen baja autoestima?: Porque es su modo de expresar sus frustraciones. Ellos quieren que entres en su juego para sentirse superiores a ti y aliviar sus propios problemas de autoestima. Dicho de otro modo, ellos se sienten tan inferiores, que su modo de aliviar su sentimiento de inferioridad es criticándote para sentirse superiores a ti.

Ahora que sabes esto, presta mucha atención y toma nota de las tres claves que te muestro a continuación, para que superes las críticas de los demás y logres mejorar la autoestima ¡Atenta!:

Cada vez que alguien te critique, recuerda por qué lo está haciendo: Por mucho que te esfuerces en que los demás no te critiquen, siempre existirá esa posibilidad. Lamentablemente existen muchas personas que hacen comentarios negativos sobre los demás, con la intención de hacerles sentir mal. La clave para no verte afectada, es que seas más lista que ellos y sepas darte cuenta de porqué te critican. Ellos critican, porque al igual que tú, tienen baja autoestima. ¡Quizás tú no hayas caído en criticar a los demás para aliviar tu sentimiento de inferioridad! Pero ellos sí. Si ven que eres un blanco fácil para sus críticas, tratarán con frecuencia de que te sientas abatida para sentirse superiores a tu costa y aliviar sus propios problemas de autoestima. ¿No te resulta esto digno de lástima? Cada vez que alguien te critique recuerda porqué lo está haciendo y encontrarás la fuerza que necesitas para que no te duela la crítica y tan solo sientas lástima por esa persona que necesita hundir a los demás para sentirse superior.
No respondas a la crítica enfadándote ni agachando la cabeza: Si respondes a las críticas de una persona enfadándote o agachando la cabeza ¡Esa persona habrá conseguido lo que quería! Enfadarte, molestarte, y hacerte sentir mal. No entres al trapo intentando criticarles también a ellos o respondiendo con un comentario mordaz. ¡No les des el gusto! ¡No les des lo que quieren! Recuerda: Aquellos que critican son más dignos de lástima que de reproche.
Cuando te critiquen, ¡sonríe! o responde “¡no me digas!”: Si te limitas a sonreír, o dices algo como: “¡no me digas!”, estarás haciendo lo mejor que puedes hacer. Triunfarás por encima de sus intenciones de hacerte sentir mal o enfadarte. Es el mejor modo de no consentir que suba momentáneamente la autoestima de esa persona a costa de la tuya. Si sorprendes a los críticos con una reacción distinta a la que ellos esperan, habrás evitado que se crean superiores a tu costa ¡Les impedirás lograr su objetivo de verte molesta o hundida! ¿Imaginas qué gusto poder sonreír cuando el otro está esperando verte molesta para subir su autoestima a costa de la tuya? ¡Ja! ¡Cuando yo aprendí a hacer esto, logré enormemente mejorar la autoestima! Anota esta gran frase de Jerry Minchinton para nunca olvidarla: “Me niego a sentirme mal sólo para hacer que otros se sientan mejor”.
A partir de ahora cuando recibas una crítica, recuerda porqué aquellos que critican realmente lo hacen. Yo tenía baja autoestima, pero por lo menos no me dedicaba a hundir a los demás para aliviar mi frustración. Esto sentí: lástima por estas personas y nunca más les volví a dar importancia. Recuerda también las otras dos claves, sorpréndeles con una reacción diferente, ¡no les des lo que quieren y te sentirás más segura!

Espero que no pases por alto estas valiosas enseñanzas y realmente luches por aplicarlas. Nada se consigue de la noche a la mañana, y solo por leer estas líneas no habrás superado las críticas de los demás. Tan solo concéntrate en cambiar tus reacciones cuando llegue el momento, no será fácil al principio, quizás las primeras veces aún no lo logres, pero se persistente como yo lo fui y lo lograrás. Si algo puedo garantizarte, es que si no te rindes, finalmente lograrás mejorar la autoestima.
Cristobal Tobal
http://superatubajaautoestima.com

jueves, 26 de julio de 2012

Importancia de una meta clara para concretar objetivos


Artículo publicado por Merlina Meiler
Muchas veces queremos alcanzar algo, o sentimos que nos falta cierta cosa para ser felices, pero no tenemos la idea exacta del objetivo que buscamos. Enunciamos nuestro propósito vagamente, tenemos dudas internas… Así, ¿cómo vamos a transitar el camino que nos llevará a concretar nuestro deseo?

Es esencial tener un objetivo claro (¿adónde queremos llegar?) y saber qué resultado queremos obtener. Al preguntarle a las personas su objetivo de vida, muchas veces contestan: “Quiero ser feliz”. Aunque es una frase bien optimista, también es imprecisa. ¿Qué te hará un ser feliz? ¿Cuándo sabrás que has logrado lo que deseas? Precisamos definir en detalle la meta a alcanzar.

Otra pregunta clave es: ¿para qué necesitas lo que estás buscando? ¿Qué te aportará? ¿Qué obtendrás de ello? Piensa si lo que deseas está en sintonía con tu manera de pensar y tus creencias, ya que si realmente lo está tendrás el camino completamente allanado. Muchas veces, las dificultades que se presentan radican en la incongruencia de lo que decimos querer con lo que realmente pensamos, nuestros valores y creencias.

El objetivo debe formularse en términos positivos. Ya dijo Sigmund Freud que no existen negaciones en los procesos primarios, porque las negaciones no pueden ser captadas por los sentidos ni dar lugar a representaciones mentales. Cuando utilizamos una negación, por ejemplo, en la frase “no quiero discutir así con mi pareja”, elaboramos una idea de lo que estamos negando, por lo que llega a formar parte del objetivo perseguido. Además, esta expresión es demasiado vaga como para darnos cuenta del momento en que lleguemos. La formulación debería ser algo así: “quiero que charlemos amigablemente cada vez que tenemos ideas diferentes”, por ejemplo.

Tampoco es conveniente emplear comparaciones del tenor de “quiero tener más dinero”. Nuevamente, como objetivo es muy difuso, y dificultará en el futuro chequear si se ha arribado a la meta propuesta. ¿Más dinero que cuándo? ¿Cuánto es tener más dinero? La formulación debe ser clara y concreta: “El año que viene quisiera ganar XX $”, así empezaremos a pensar en las maneras de acercarnos a este fin de manera realista.

Una vez definida claramente la meta que deseas alcanzar, ¡adelante! Estás listo (o lista) para dar los primeros pasos hacia ella. Decide la primera acción a realizar. Aunque sea pequeña, comenzará a encaminarte hacia este fin. Según los resultados de la primera acción, decidirás la segunda, y luego las restantes.

Por último, imagínate en alguna situación en especial en la que te veas con tu objetivo cumplido, y quédate disfrutando esta situación placentera durante unos minutos. Nota cómo te ves, te escuchas y te sientes en este momento. Relájate y observa cómo eres tú quien está dentro de esta situación, con tu objetivo cumplido. Graba esta imagen dentro de ti, date cuneta que es bien posible que suceda, ¡y ten la seguridad que hoy es el comienzo del camino que te llevará a que tu objetivo se transforme en una realidad!

miércoles, 30 de mayo de 2012

Frases para tener en cuenta...

'La bondad no se limita, simplemente, a querer hacer el bien. Tampoco es una caridad calculada y destilada en pequeñas dosis y en espera reconocimiento. Los actos de bondad deben realizarse sin aguardar recompensa. Además hemos de saber que nunca basta con ellos: si los demás siguen sufriendo, no somos lo suficientemente buenos.'
François Poirié
'En la bondad se encierran todos los géneros de sabiduría.'
Ernesto Sábato
'El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad'.
Ludwig van Beethoven
'Un estado es gobernado mejor por un hombre bueno que por unas buenas leyes'.
Aristóteles
'La caridad es una virtud del corazón, no de las manos'.
Thomas A. Edison
'Facilitar una buena acción es lo mismo que hacerla'.
Mahoma
'No todos los hombres pueden ser grandes, pero todos pueden ser buenos'.
Confucio
'No te contentes con alabar a las gentes de bien: imítalas'.
Isócrates
'Sólo hay una manera de poner término al mal, y es el devolver bien por mal'.
León Tolstoi
'Dondequiera que haya un ser humano existe una probabilidad para la bondad'.
Lucio Anneo Séneca
'El bien puede resistir derrotas; el mal no'.
Rabindranath Tagore
''La bondad es el idioma que el sordo escucha y el ciego mira'.
Mark Twain
Suelta las ataduras injustas,
deja libre al oprimido,
parte tu pan con el hambriento,
acoge en tu casa a los pobres que no tienen hogar,
cubre al que veas desnudo,
trata con compasión a los demás…
Entonces tu luz brillará tanto como la aurora.
—Isaías
'Trato con bondad a quienes son bondadosos. Trato con bondad a quienes no son bondadosos. De esta forma vamos abriendo camino al bien.'
—Lao Tse
'La mejor parte de la vida de un hombre bueno, son sus pequeños, anónimos y olvidados actos de bondad y amor.'
—William Wordsworth
'Comprender es el inicio de aprobar.'
—Baruch Spinoza
'Si quieres que los demás sean felices, practica la compasión. Si quieres ser feliz tú, practica la compasión.'
—Tenzin Gyatzo, XIV Dalai Lama
'No sabrás todo lo que valgo hasta que no pueda ser junto a ti todo lo que soy.'
—Gregorio Marañón
'La compasión es la base de todo el pensamiento moral.'
—Arthur Shopenhauer
'Dondequiera que haya un ser humano, hay una oportunidad para la bondad.'
—Séneca
'A veces nos odiamos simplemente porque no nos comprendemos.'
—Santiago Ramón y Cajal
'Si conociéramos el verdadero fondo de todo tendríamos compasión hasta de las estrellas.'
—Graham Greene
'Uno a uno, todos somos mortales. Juntos, somos eternos.'
—Apuleyo
'Es mejor encender una vela pequeña que maldecir la oscuridad.'
—Proverbio chino
'Nunca, nunca te des por rendido en tus compromisos.'
—Winston Churchill
'Llevadera es la labor cuando muchos comparten la fatiga.'
—Homero
'¿Quién necesita piedad sino aquellos que no tienen compasión de nadie?'
—Albert Camus
'La bondad es el bálsamo que pone un poco de suavidad en cualquier herida amarga.'
—Pío X
'Adonde vayas, ve siempre con todo tu corazón.'
—Confucio
'La compasión es la virtud de los reyes.'
—William Shakespeare
'Las almas bellas son las únicas que saben todo lo que hay de grande en la bondad.'
—Fénelon
'Sólo el ser humano es capaz de ayudar al ser humano e infundirle ánimos cuando está en apuros.'
—Márai Sándor
'Hemos venido a este mundo como hermanos; caminemos, pues, dándonos la mano y uno delante de otro.'
—William Shakespeare
'¡Dichosos los que tienen compasión de otros!'
—Juan el Bautista
'Acepta las cosas y ama a las personas que el destino pone en tu camino. Hazlo con todo el corazón'.
—Marco Aurelio
'La confianza en la bondad ajena es un buen testimonio de la propia bondad.'
—Michel de Montaigne
'Es mejor cumplir sin prometer que prometer sin cumplir.'
—Anónimo
'He comprendido que mi bienestar sólo es posible si reconozco mi unidad con todas las personas del mundo, sin excepción
—León Tolstoi

lunes, 28 de mayo de 2012

Oración de San Francisco de Asís

Haz de mí, Señor, un instrumento de tu paz.
Que donde haya odio, ponga yo amor;
donde haya ofensa perdón;
donde haya discordia, ponga unión;
donde haya error, ponga verdad;
donde haya duda, ponga confianza;
donde haya desesperación, ponga esperanza;
donde haya tinieblas, ponga luz
y donde haya tristeza, ponga yo alegría.

Haz, en fin, Señor, que no me empeñe tanto
en ser consolado como en consolar;
en ser comprendido, como en comprender;
en ser amado, como en amar.

Porque dando es como se recibe,
olvidando es como se encuentra,
perdonando se es perdonado
y muriendo se resucita
a la vida que no conoce fin.

«Haz lo necesario, después todo lo posible,
y así conseguirás hasta lo imposible.»
San Francisco de Asís

lunes, 21 de mayo de 2012

EL CEREBRO DESPUES DE LOS 50

El Dr. Juan Hitzig es autor del libro "Cincuenta y tantos" Cuerpo y mente en forma aunque el tiempo siga pasando. En la página de Gerontología de la Universidad Maimónides se lee: No hay duda de que el ser humano vive cada vez más. ¿Cómo hacer para que esta longevidad no sea una acumulación de dolencias y enfermedades, sino una etapa vital, plena de experiencias y desarrollo personal? Las ideas centrales de este libro se basan en investigaciones que demuestran que alrededor de los cincuenta años se encuentra el Punto de Inflexión Biológica que define en qué forma envejeceremos. Profesor de la Universidad Maimónides y reconocido gerontólogo dedicado a estudiar las causas de la longevidad saludable sostiene con humor que: "El cerebro es un ‘músculo' fácil de engañar; si sonríes cree que estás contenta y te hace sentir mejor". Explica que el pensamiento es un evento energético que transcurre en una realidad intangible pero que rápidamente se transforma en emoción (del griego emotion, movimiento) , un movimiento de neuroquímica y hormonas que cuando es negativo hace colapsar a nuestro organismo físico en forma de malestar, enfermedades e incluso de muerte. Con los años, el Dr. Hitzig ha desarrollado un alfabeto emocional que conviene memorizar. Las conductas con R: Resentimiento, rabia, reproche, rencor, rechazo, resistencia, represión.... ..... Son generadoras de coRtisol, una potente hormona del estrés, cuya presencia prolongada en sangre es letal para las células arteriales ya que aumenta el riesgo de adquirir enfermedades cardio-cerebro- vasculares. · Las conductas R generan actitudes D: Depresión, desánimo, desesperación, desolación. En cambio, las conductas con S: Serenidad, silencio, sabiduría, sabor, sexo, sueño, sonrisa, sociabilidad, sedación..... .... son motorizadoras de Serotonina, una hormona generadora de tranquilidad que mejora la calidad de vida, aleja la enfermedad y retarda la velocidad del envejecimiento celular. · Las conductas S generan actitudes A: Animo, aprecio, amor, amistad, acercamiento. Fíjate que así nos enteramos de que lo que siempre se llamó "hacerse mala sangre" no es más que un exceso de cortisol y una falta de serotonina en la sangre. Algunas reflexiones más del Dr. Hitzig: · Presta atención a tus PENSAMIENTOS pues se harán PALABRAS. · Presta atención a tus PALABRAS pues se harán ACTITUDES. · Presta atención a tus ACTITUDES porque se harán CONDUCTAS. · Presta atención a tus CONDUCTAS porque se harán CARACTER. · Presta atención a tu CARACTER porque se hará BIOLOGIA. Practiquemos. Hace muchos años el poeta Rabindranath Tagore decía: "Si tiene remedio, ¿de qué te quejas? Y si no tiene remedio, ¿de qué te quejas?" Podría servirnos para aprender a dejar las quejas y los pensamientos negativos de lado y buscar en cada situación el aspecto positivo ya que hasta la peor de ellas lo tiene. De esa forma nos inundaría la SEROTONINA con todas sus eses, la sonrisa se nos grabaría en las mejillas y todo ello nos ayudaría a vivir mucho mejor ese montón de años que la ciencia nos ha agregado. Porque, olvidaba escribirlo, el Dr. Hitzig ha comprobado con sus investigaciones que quienes envejecen bien son las personas ACTIVAS, SOCIABLES Y SONRIENTES. No las rezongonas, malhumoradas y avinagradas (que nadie quiere tener cerca). Empecemos hoy practicando las eses frente al espejo para mejorar nuestro humor y cuidar nuestra salud. ¿Estás de

jueves, 3 de mayo de 2012

Cómo manda a la gente al carajo en diez fáciles lecciones.
Resumen del libro “Cómo mandar a la gente al carajo” de Lic. César Landaeta. Síntesis realizada por Lic. Venus Nava Landaeta. Es un derecho vital deshacerse de las personas que nos molestan y nos impiden realizar nuestra vida. Para ello propone, antes de decidir cómo mandar esa gente al carajo (esta palabra designa un sitio donde se enviaban al palo mayor de los barcos de vela, por mal comportamiento), debe autodefinirse con la pregunta. ¿Quién soy yo? dándose una definición personal de su identidad. Sus gustos, valores, vivencias. Ud. es lo que alguien quizás le impide ser. Atrévase a ser y asumir ese reto. Entiéndase consigo mismo, metas personales y prepárese a patear traseros indeseables, le aseguro que no se arrepentirá. No tenga miedo de quedarse solo, ya encontrará otra persona; pero si ya tiene 78 años y ha soportado siempre, quédese así. De que le sirve esa experiencia si ya es tarde. Aprenda antes a poner en práctica a tiempo cómo desechar malas compañías, ahorrarse el sufrimiento. Fórmulas para detectar el peligro: 1) No ande por el ahí aguantando cólicos psicosomáticos. Aprenda a ubicar las sensaciones corporales al contacto con los demás. El miedo, tristeza, rabia, etc. son señales del La alegría se siente en todo el cuerpo. 2) El feeling, las vibraciones nos indican. Observe y guíese por su instinto, si le da un resultado negativo, ya sabe lo que tiene que hacer...! Al carajo! Las diez lecciones son: 1) Establezca lista de prioridades. 2) Ponga límites. 3) Instale sistema de detección de señales.4) Adiós a la aprobación: Desprogramando. 5) Bajar los niveles de tolerancia. 6) No se deje intimidar. Evolucione, cuidado con la costumbre. 7) Mantenga la elegancia. 9) Seleccione estímulos: Ignore lo inútil. 10) Escoja su tipo de soledad y disfrútela. Platéese las siguientes cuestiones: 1. ¿Prefiere andar solo o acompañado con quien sea? ¿Qué le impide convertirse usted mismo en su mejor compañía? 2. Si no le gustan muchos aspectos de su vida, ¿por qué no los cambia? 3) Si se siente débil, ¿por qué no busca fortalecerse? 4. Si no puede vivir sin estar supuestamente enamorado, ¿está seguro de que se ama usted mismo lo suficiente? 5. ¿Cómo quiere estar acompañado? Debe conformarse con lo que tenga a la mano, o tiene usted derecho a elegir su compañía? Si logra contestar estas preguntas se convertirá en una persona única y tendrá autonomía para dar pasajes hacia al carajo una gran cantidad de gente. La soledad a la cual teme la mayoría de la gente, no es la uno escoge y aunque, a veces es insoportable (cuando vamos a una fiesta o queremos compañía en la otra mitad de la cama). ¡Líbrese de esas cadenas! ¡Arriésguese a escoger su soledad, no deje que se la imponga! La soledad es una fortaleza inexpugnable. Allá dentro de ella, usted nunca estará solo La tranquilidad de sentirse seguro y a salvo de dependencias externas, le dará un extra para vivir como le plazca. Esto es, la mansión de la libertad. Disfrute su soledad acompañado de sus mejores posesiones. ´ Fuente: http://es.shvoong.com/books/327580-c%C3%B3mo-manda-la-gente-al/#ixzz1tpDTSQIk

miércoles, 25 de abril de 2012

Aumenta tu fuerza de voluntad

ElSecretoSobreLaLeyDeAtraccion.com
La fuerza de voluntad es la capacidad para resistir la gratificación inmediata (o la tentación de tener algo que deseas ahora mismo y no después) para poder alcanzar un objetivo más a largo plazo. Implica una capacidad de autocontrol y es algo que puede aprenderse y mejorarse. Algo más del 90% de las personas suelen proponerse alguna meta de año nuevo porque desean hacer algún cambio en su comportamiento, como dejar un hábito, perder peso o acudir al gimnasio de manera regular. Sin embargo, la falta de fuerza de voluntad suele ser la responsable de que una gran mayoría abandone sus objetivos poco después de empezar. Algunas personas tienen más facilidad que otras para resistir la tentación, debido a que tienen una mayor capacidad de autocontrol. Sin embargo, resistir la tentación requiere una gran cantidad de energía mental y esfuerzo, de manera que muchas personas simplemente se cansan y abandonan. Para fortalecer tu capacidad de autocontrol: 1. Practica. Puedes fortalecer tu fuerza de voluntad del mismo modo que fortalecerías cualquier músculo: entrenándote. Así, cuanto más ejerzas tu autocontrol más irá creciendo tu fuerza de voluntad. De hecho, practicar el autocontrol en cualquier cosa, te ayudará a tener más autocontrol en todo lo demás. Puedes proponerte practicar un poco cada día con cosas que haces habitualmente. Por ejemplo, si compruebas tu correo electrónico o los SMS en tu teléfono móvil con bastante frecuencia, puedes practicar tu autocontrol posponiendo la comprobación de dichos mensajes. O bien haz cosas al revés de cómo las haces habitualmente, como escribir con la otra mano. Pero ten cuidado de no pasarte. Practica en pequeñas dosis porque tus reservas de autocontrol pueden agotarse. 2. Cambia tu pensamiento. Tu fuerza de voluntad está en gran parte dirigida por tu pensamiento, de manera que cambiando tu pensamiento lograrás tener más autocontrol. Para ello, deberás dejar de pensar cosas como: "tengo que tener eso ya porque lo deseo mucho, no puedo esperar, no puedo resistirme, no soporto la incomodidad y el malestar, no soporto esta frustración, es muy difícil, es demasiado duro", y empezar a pensar cosas como: "puedo hacerlo, puedo soportarlo, no es tan terrible, he dicho que voy a hacerlo y lo haré, no es tan difícil, resistiré la tentación". Por tanto, un buen modo de empezar a tener más fuerza de voluntad consiste en hacer una lista con todas esas frases que puedes decirte a ti mismo en vez de las que te dices habitualmente. 3. Haz pequeños cambios. Si estás a dieta y deseas comer algo que no deberías, como un dulce o helado, puedes sustituirlo por otra cosa que también te guste pero tenga menos calorías, como una fruta, de manera que no tendrás que ejercer tanto autocontrol. 4. Ten cuidado con lo que te exiges. Sé realista. No te propongas metas que son para ti inalcanzables, o divide una meta mayor en varias submetas más pequeñas. Por ejemplo, si necesitas perder 10 kilos, puedes empezar por proponerte perder tres o cuatro, luego hacer un descanso con una dieta de mantenimiento para no recuperarlo y luego perder otros tres o cuatro y así sucesivamente. 5. Busca alguien que te apoye. El apoyo de alguna persona puede ser de gran ayuda para alcanzar tus metas. Por ejemplo, es más fácil acudir cada día al gimnasio si vas con algún amigo. Y si deseas dejar de fumar, pide a tus amigos que intenten no fumar delante de ti o al menos que te ayuden en lo posible. 6. Controla las tentaciones. Si estás rodeado de tentaciones, te será más difícil alcanzar tu objetivo. Si quieres adelgazar, procura no tener dulces en casa; si quieres dejar de fumar, no tengas tabaco o ceniceros y busca preferentemente la compañía de no fumadores, en la medida de lo posible. 7. Céntrate en una sola meta. Si tienes varias metas que alcanzar, céntrate primero solo en una hasta alcanzarla y luego pasa a la siguiente.

jueves, 8 de marzo de 2012

8 de marzo: Día Internacional de la Mujer


Mujeres:
Ellas sonríen cuando quieren gritar. Cantan cuando quieren llorar. Lloran cuando están felices y ríen cuando están nerviosas. Luchan por lo que quieren. No toman un"no"por respuesta cuando creen que hay una mejor solución. Andan sin zapatos nuevos para que sus hijos puedan tener los suyos. Van al médico con una amiga asustada. Aman incondicionalmente. Lloran cuando sus niños sobresalen y animan a sus amigos a que lo hagan. Se les rompe el corazón cuando muere un amigo. Sufren con la pérdida de un miembro de la familia, aunque son fuertes cuando creen haber perdido la fuerza. Saben que un beso y un abrazo pueden curar un corazón herido. Las mujeres vienen de todos los tamaños, colores y formas. Ellas manejan, vuelan, caminan, corren o escriben por correo electrónico para demostrarte cuánto les importas. El corazón de una mujer es lo que hace al mundo girar. Las mujeres hacen más que solo dar a luz: traen alegría y esperanza. Ellas dan compasión e ideales. Dan apoyo moral a sus familiares y amigos.
Alterada? Síiiiiiii!!! Y a mucha honra.
Maitena

miércoles, 22 de febrero de 2012

GRUPOS DE AUTOAYUDA


http://www.sekis-berlin.de

¿Qué es la autoayuda?

La razón de la autoayuda es el recíproco intercambio de ayuda basado en similares experiencias.

Autoayuda significa hacerse cargo de los propios problemas y sus soluciones y enfrentarlos en el marco de las propias posibilidades.

En los grupos de autoayuda se encuentran personas a las que las une un tema en común, que sufren las mismas enfermedades, impedimentos o conflictos emocionales. Los allegados también se organizan en grupos de autoayuda.

Los grupos de autoayuda son también foros en los que enfermos, pacientes y usuarios de instituciones sanitarias pueden unir los conocimientos y competencias necesarios para controlar mejor su enfermedad, pero también para estar mejor pertrechados como usuarios en el “mercado de la salud”. Desaparece así parcialmente la situación de aislamiento del paciente frente a los prestatarios y administradores de salud. En las iniciativas de autoayuda los pacientes organizan sus propias estructuras de lobby.

De esa forma, los grupos y organizaciones, por ej., de enfermos crónicos, son aceptados y solicitados como colaboradores en la atención profesional de la salud. Ellos aportan valiosos resultados complementarios, o, mejor dicho, asumen una parte de la información, ayuda, atención y fomento de la salud de la que el sector institucional y profesional no desea ni puede ocuparse.

Los efectos de los grupos de autoayuda

El trabajo comunitario en un grupo de autoayuda permite
un mejor manejo de las cargas sociales, psíquicas y/o provocadas por una enfermedad.
Los miembros de un grupo de autoayuda pueden
apoyarse mutuamente para solucionar sus dificultades
adquirir nuevos conocimientos sobre la situación de sus problemas personales
desarrollar un manejo diferente de los problemas
disminuir su aislamiento social y sus miedos
emprender actividades comunitarias
aprender a tener un trato más confiado con profesionales (por ej., con sus médicos)
desarrollar nuevos contenidos espirituales de la vida y nuevas perspectivas.
animarse mutuamente para defender sus derechos
Muchos miembros de grupos de autoayuda han hecho la experiencia de poder manejar mejor sus cargas psíquicas. A menudo, afrontan con más independencia y seguridad que otras personas en situaciones similares los problemas que se les presentan.

http://www.lacasafunes.blogspot.com/p/grupo-de-autoayuda.html

miércoles, 11 de enero de 2012

Al comenzar un nuevo año...

Diferencia Entre Objetivos, Metas, Deseos, Sueños Y Propósitos

En ocasiones, la claridad que tengamos sobre las cosas a las cuales queremos llegar, tener o ser, determina en gran medida el logro efectivo de las mismas.

Muchas veces las personas al no saber qué es justamente lo que quieren lograr, pasan sus vidas preguntándose, por qué el éxito y el triunfo no están de su lado. El no saber lo que se quiere, es un problema muy común que hemos afrontado en este blog y hemos buscado maneras de lograr en las personas dicha claridad.

Cuando planeas un viaje, por ejemplo. Siempre sabes adónde quieres ir. Siempre conoces tu destino de antemano y eso te permite facilitar todo. Normalmente te has visualizado estando en el sitio y has hablado del tema bastante así sea contigo mismo. Cuentas con una claridad suficientemente grande como para que lograr lo que quieres sea relativamente fácil y simple.

Asimismo, muchas personas no conocen la diferencia entre objetivos, metas, deseos, sueños y propósitos. Conocer estas diferencias, puede llegar a ser vital para cuando nos propongamos algo en la vida y queramos llegar al éxito con ello, así que he decidido condensar en explicaciones sencillas, lo que significan estas palabras.

Más que definiciones de diccionario, son maneras de ver su aplicación en el mundo y en tu vida concretamente.

Objetivos

Los objetivos, podemos verlos como aquellos destinos que nos trazamos en la vida. Por ejemplo, un objetivo para alguien podría ser: “Ser Rico” o “Alcanzar Libertad Financiera”. Otro objetivo puede ser por ejemplo, unas grandiosas vacaciones.

Los objetivos normalmente son fines que podríamos considerar grandes. Normalmente, los objetivos encaran grandes logros. Para un estudiante, su objetivo puede ser finalizar su carrera profesional. Para un profesional, puede ser el jubilarse.

Metas

Las metas por su parte, son objetivos más pequeños. En el caso del estudiante, en vez de terminar la carrera completa, su meta es terminar el año o el semestre.

En cuanto a la creación de riqueza, una meta de quien busca alcanzar el objetivo de libertad financiera, podría ser la creación de 1 ingreso pasivo, de entre muchos que deberá crear.

En otras palabras, un objetivo se encuentra conformado por 2 o más metas, si se conforma de una sola, esa meta pasa a ser objetivo. Podríamos definir entonces más concretamente, que en vez de los objetivos ser “fines grandes”, son elementos compuestos por metas. Si no se puede dividir un objetivo en metas, entonces no es un objetivo, es una meta.


Diferencia Entre Objetivos, Metas, Deseos, Sueños Y Propósitos
Deseos

Los deseos, son el motor de los objetivos y las metas como tal. Son los deseos los que mueven nuestro corazón y nuestra intuición. Muchos de nuestros deseos, provienen como tal de nuestra naturaleza humana. Es justamente dicha naturaleza la que nos hace buscar el placer en diferentes actividades.

Un deseo muy común en las personas es el de viajar, la distracción y el entretenimiento de conocer tierras lejanas, es un deseo que como tal data desde los primeros humanos. Son los deseos, los que nos hacen tomar malas decisiones respecto al dinero también.

Nuestros instintos rigen los deseos que día a día tenemos y estos podemos aprovecharlos justamente para que trabajen en alianza con nosotros y no en nuestra contra. El éxito que tengamos, dependerá de cómo logremos controlar nuestros deseos y de cuántos de ellos podamos materializar.

Sueños

Los sueños, son normalmente deseos idealizados. En gran medida se encuentran ubicados en el largo plazo.

Sólo se diferencian de los objetivos, por el hecho de ser mucho más ambiciosos e ideales. Normalmente nuestros sueños están basados en lo que grandes personas han conseguido en el pasado. Los sueños que podamos llegar a tener, se basan principalmente en éxitos y triunfos rotundos, que nos mueven de emoción.

Muchas veces los sueños se ven tan grandes o tan lejanos que no creemos que sean posibles. Yo siempre digo que si uno sueña algo, que otro ha conseguido, el sueño no sólo es posible, sino que mucho más fácil, que si fuese algo exclusivo.

Propósitos

Y finalmente, los propósitos, son la voluntad de hacer algo. Un propósito en general puede consistir en un sueño, en un deseo, en un objetivo o en una meta. Es algo que te propones. Si quisiéramos resumir todo lo que en algún momento podrías querer lograr, hablaríamos de propósitos.

Porque dada su estructura gramática, los propósitos te permiten proponerte lograr un sueño, una meta, un objetivo o un deseo que tengas.

Así que ahí lo tienes, contar con la claridad de saber qué es lo que te propones y clasificar tus propósitos bajo la etiqueta correcta, te brinda conciencia y claridad sobre la manera como puedes lograrlo.

http://www.sebascelis.com